Espacios polivalentes: ¿qué son y qué ventajas tienen?

Como hemos comentado en varias ocasiones, la COVID-19 ha desencadenado numerosos cambios en los modelos de trabajo. De hecho, actualmente nos encontramos en un punto de inflexión en lo que a la forma de trabajar se refiere y, en consecuencia, han ido apareciendo nuevas prácticas.

 

La vuelta a las oficinas después del largo período de teletrabajo ha hecho que las empresas evalúen y se planteen el uso que se hace de los espacios. Por esa razón, las salas polivalentes son un tema recurrente y de indudable actualidad. Si quieres saber qué es una sala polivalente y qué ventajas presenta el uso de este tipo de espacios, ¡no te pierdas este post!

 

salas polivalentes en barcelona

 

¿Qué es una sala polivalente?

 

El término “polivalente” es, en resumidas cuentas, un sinónimo de “multiusos”. Por lo tanto, las salas polivalentes son espacios pensados y diseñados para ser utilizados de diversas formas.

 

En otras palabras, una oficina polivalente es aquella en la que sus espacios se usan para más de un fin. Por lo tanto, el acondicionamiento de la sala polivalente debe hacerse con la intención de tener varios usos. Para ello, puede ser necesario, por ejemplo, contar con tabiques móviles y mobiliario versátil o plegable. De esta manera, los espacios pueden tener distintos usos sin estar anclados a una distribución en concreto. 

 

Las salas polivalentes son espacios amplios y muy útiles dada la versatilidad que ofrecen, ya que pueden usarse para actividades en las que tienen cabida un número muy variado de asistentes. Puede convertirse en salón de actos o una sala de reuniones, así como ser utilizadas para asambleas, proyecciones o exposiciones. 

 

De hecho, el tipo de evento que se lleve a cabo en la sala será el que rija el uso de la misma. De esta manera, se puede ampliar o reducir su tamaño para así lograr acoger a un gran público o a un número menor de asistentes.

 

características de una sala polivalente

 

Ventajas de las salas polivalentes

 

 

Hoy en día, hacer que las plantillas se sientan lo más a gusto posible es una de las principales preocupaciones de las empresas. Por eso, los espacios amplios y flexibles están a la orden del día en los objetivos corporativos. 

El uso y acondicionamiento de una sala polivalente presenta ciertos beneficios, entre los que destacamos los siguientes:

  • Salud y seguridad

La COVID-19 ha convertido la salud de los trabajadores en un pilar esencial para su bienestar, por lo que hoy en día es un tema que está en el punto de mira de las compañías. Las salas polivalentes son un espacio idóneo en el que se consigue mantener un distanciamiento físico que, además, se puede ir adaptando a las necesidades que marque el desarrollo de las medidas a respetar en los centros de trabajo.

Además, al tratarse de espacios amplios y diáfanos, las salas polivalentes permiten que los empleados se sientan cómodos en su entorno gracias a la luz y amplitud que ofrecen.

  • Sentido de la comunidad

Las salas polivalentes son espacios ideales para mantener reuniones internas de los equipos, lo que sin duda favorece la colaboración entre compañeros, refuerza las relaciones de trabajo y fomenta la innovación gracias a la puesta en común de ideas.

Por otro lado, al tratarse de espacios abiertos, la interacción espontánea entre compañeros de diversos equipos es mucho más sencilla. De esta manera, el sentimiento de pertenencia será mayor, ya que se fomentan no solo los vínculos profesionales, sino también los personales. 

  • Mayor interacción con clientes

Además de crear un ambiente de trabajo agradable para los equipos, es importante que el espacio propicie un escenario ideal para la interacción con los clientes. En esta línea, las salas polivalentes son lo suficientemente adaptables para que en ellas tengan cabida las presentaciones digitales o negociaciones presenciales con los clientes.

  • Sólida conectividad y máxima flexibilidad

Si comparamos una oficina de hoy en día con la de hace unos años, veremos que los espacios de trabajo son cada vez más inteligentes e integran más tecnología. Pues bien, las salas polivalentes no son ninguna excepción. 

Sin embargo, la tecnología no debe suponer un impedimento para la flexibilidad en el trabajo. El cableado no debe ser el “encargado” de designar el lugar de trabajo y, por eso, la conexión inalámbrica es clave en las salas polivalentes. El trabajador podrá realizar sus funciones de manera no estática desde prácticamente cualquier punto de la sala.

  • Reflejo e imagen de marca

Atraer y retener talento es uno de los grandes desafíos a los que las compañías tienen que enfrentarse. Este aspecto es aún más crítico en algunos sectores, en los que existe una particular competitividad. La imagen de marca juega un papel muy importante, ya que puede hacer que un candidato decida incorporarse a la compañía. 

 

Para ello, nada mejor que la visión de una empresa que apuesta por un lugar de trabajo abierto, colaborativo e innovador. Esto no solo puede ser beneficioso de cara a las nuevas incorporaciones, sino que también puede aumentar el sentimiento de pertenencia a la empresa de los actuales trabajadores.

 

ventajas de las salas polivalentes

 

Las salas polivalentes, sinónimo de innovación

 

En definitiva, las salas polivalentes cuentan con ventajas y benefician el bienestar de los trabajadores. Además, tal y como hemos visto, estos espacios son claramente un escenario ganador tanto para los equipos como para las compañías.

 

En Esade Creapolis contamos con una amplia oferta de alquiler de espacios, entre las que se encuentra el alquiler de una sala polivalente, en el que es posible llevar a la práctica los beneficios que hemos comentado anteriormente. ¿Apuestas por un futuro innovador en espacios polivalentes y flexibles? Leemos tu respuesta en los comentarios.