Internet de las cosas, la tecnología de las sociedades eficientes

El avance de la tecnología nos está llevando a mejorar nuestra calidad de vida, además de optimizar muchos procesos gracias a los cuales tenemos una sociedad más eficiente. Esto es posible gracias al Internet de las Cosas (IOT).

 

Hoy podemos hacer casi de todo a través de nuestros dispositivos móviles, desde controlar las luces del hogar, hasta pedirle a nuestro sistema de calefacción que se encienda cuando estemos a una determinada distancia de casa, entre otras muchas aplicaciones. 

 

El Internet de las Cosas está cada vez más presente en nuestro día a día, haciendo que la vida sea más cómoda y fácil para todos. Más allá del uso doméstico que podemos darle ¿Cómo lo estamos usando en las empresas? ¿Qué procesos podemos optimizar con iot?

 

Hoy queremos hablarte del Internet of Things, o internet de las cosas. Veremos todas las ventajas que aporta al sector retail, y también daremos una vuelta por los sectores donde ya está funcionando, y cómo está ayudando a optimizar los procesos. 

 

El internet de las cosas supone un avance para la sociedad

 

¿Qué es el Internet de las Cosas?

 

Internet de las Cosas, o IOT, es el proceso que permite la conexión a Internet de cualquier dispositivo de uso cotidiano, con el fin de facilitar y agilizar los procesos que pueden ser automatizados.

 

El objetivo principal de esta tecnología, además de facilitar el uso de esos dispositivos a través de una sencilla aplicación, está en evaluar su rendimiento, identificando patrones de uso que ayuden a optimizar al máximo la eficiencia del equipo.


¿Cómo funciona el Internet Of Things?

 

El funcionamiento del Internet de las Cosas es posible gracias a la tecnología machine to machine, o M2M, que facilita la comunicación entre dos dispositivos sin necesidad de intervención humana.

 

A través de una conexión inalámbrica, los dispositivos interrelacionados pueden intercambiar información y analizar los datos recogidos en una plataforma web que esté ubicada en la nube.

 

Un ejemplo de las aplicaciones diarias del IOT está en los vehículos; si un coche presenta un fallo, el conductor puede recibir un aviso para que lo lleve al taller.

 

Cada vez encontramos más aplicaciones del Internet de las cosas en los procesos industriales y el sector retail. 

 

En Esade Creapolis tenemos programado el curso Retail Now, que comenzará el próximo 6 de octubre y donde trataremos a fondo el IOT en el módulo 4. Las empresas que participarán en este módulo como expertos en la materia serán: RobinBrick, DRIBIA y Smart Protection.

 

En esta formación veremos cómo pueden anticiparse las empresas al futuro, tras el gran impacto del Covid-19. Asimismo, hablaremos sobre la gestión de una tienda inteligente a través de las diferentes herramientas de análisis de datos, tanto de clientes como de ventas e, incluso, la popularidad de los productos.

 

El internet of things aporta ventajas a muchos sectores

 

¿En qué sectores se está aplicando ya el IOT?

 

Hay muchas empresas y comercios que se apoyan en el Internet de las Cosas para obtener información sobre las preferencias de los consumidores en tiempo real.


Sin embargo, las aplicaciones de esta tecnología van mucho más allá. Las fábricas, por ejemplo, la utilizan para planificar mantenimientos preventivos, además de optimizar el rendimiento de las máquinas, consiguiendo procesos de producción más eficientes.

 

El IOT en el Sector Retail

 

Gracias al Internet de las Cosas los comercios minoristas pueden recopilar datos, procesarlos y analizarlos mediante Inteligencia Artificial para obtener información en tiempo real, tanto de los canales de venta online como de las tiendas físicas.


Hábitos de compra, preferencias de los usuarios, gestión de inventarios, etc. Todo se puede integrar para disponer de datos muy importantes que ayudan en la toma de decisiones.

 

Las ventajas que aporta el IOT al sector retail

 

La incorporación del Internet de las Cosas en el sector retail ha supuesto una notable mejoría en toda la gestión de los procesos, ayudando a mejorar las estrategias que llevan al incremento de las ventas.

 

Y es que gracias a esta tecnología, combinada con la Inteligencia Artificial, la recogida de datos, tanto de tiendas físicas como de tiendas online, permite a las empresas conocer en tiempo real las preferencias de los clientes, además de los patrones de consumo que muestran cuando entran en contacto con la marca.


Además, el IOT facilita la gestión de inventarios a través del uso de estanterías inteligentes.

 

El Internet de las Cosas en el Sector Industrial

 

En las plantas dedicadas a la fabricación de productos, el IOT permite conectar todas las etapas del proceso, desde la recepción de materias primas hasta el empaquetado final y la entrega.

 

Las máquinas envían información a una base de datos que la procesan con tecnología Big Data, creando un modelo a partir del cual es posible predecir fallos; de esta manera, pueden implementar mejoras antes de que estos aparezcan.

 

El Internet de las Cosas en el Sector Salud

 

En el área de atención sanitaria los dispositivos interconectados envían información en tiempo real. Esto es una gran ventaja en este momento en que es indispensable reducir la afluencia masiva de personas a los centros de salud.

 

Los pacientes pueden ser monitoreados a distancia con el Internet de las Cosas Médicas, que permiten a los profesionales sanitarios obtener información en tiempo real sobre la evolución de los tratamientos, lo que ayuda a mejorar la atención y la respuesta.

 

IOT cada vez más presente en la sociedad

 

El internet of Things en Logística y Transporte

 

Este es uno de los sectores que más beneficios obtiene con el uso del Internet de las Cosas. Además de llevar un mayor control en todas las etapas del proceso, permite mejorar la seguridad y el seguimiento de vehículos y mercancías.

 

Gracias al IOT, todo lo relacionado con logística y transporte de mercancías gana en eficiencia y reducción de costes.

 

El IOT en el Teletrabajo

 

El proceso de recuperación después de la pandemia ocasionada por el COVID-19 será lento, y el teletrabajo sigue siendo una apuesta segura. El IOT permite a muchos empleados realizar sus tareas desde casa, con igual o más eficiencia que desde sus puestos de trabajo habituales.

 

Esto ayudará a acelerar la recuperación de la economía, al mismo tiempo que mejora la calidad de vida de las personas. Las ciudades y carreteras estarán menos congestionadas y los empleados reducirán el tiempo de los desplazamientos al lugar de trabajo.

 

El Internet de las Cosas llegó para simplificarnos la vida, en todos los sentidos. Desde los dispositivos y aparatos que utilizamos en casa, hasta la gestión eficiente de todas las actividades económicas.

 

Todos los procesos se optimizan, la toma de decisiones es más eficaz y el ahorro, tanto en tiempo como en dinero, se ve reflejado en el corto plazo en la rentabilidad de comercios y empresas.

 

Sin duda, estamos cada vez más cerca de conseguir una sociedad integrada y eficiente.

 

¿Utilizas el Internet de las Cosas en tu vida diaria? ¿Has integrado esta tecnología en tu negocio? Cuéntanos en los comentarios.